Mejores y peores del 2010

Colleagues of mine will tell you that people despise critics because they fear our power. But I know better. People despise critics because people despise weakness, and criticism is the weakest thing you can do in writing. It is the written equivalent of air guitar—flurries of silent, sympathetic gestures with nothing at their heart but the memory of the music.

 

Dave Hickey, Air Guitar

 

 

Para decirlo corto y preciso, este fue un año terrible dentro y fuera de las pantallas de cine. El Bicentenario en Chile fue una película de Michael Bay cruzada a ratos por el Nashville de Robert Altman y el Nixon de Oliver Stone.

Tuvimos un terremoto, un tsunami, un apagón casi total, una emocionante participación en una copa del mundo, un rescate de 33 mineros, una cárcel incendiada y un eclipse de luna. Nos volvimos el escenario ideal de La Tormenta Perfecta Que el 2012 Se Topó con El Día Que la Tierra Se Detuvo.

Ahora, decir que el panorama dentro de la pantalla fue terrible no necesariamente significa que fuera de baja calidad. El año estuvo mediocre, pero además los temas tratados por la mayoría de los filmes estrenados apostaron más por la oscuridad, el dolor y el trauma que la nobleza y los finales felices.

Desde Huacho hasta Nunca Me Abandones, desde Vivir al Límite hasta La Isla Siniestra, el 2010 derrochó gente torturada, en crisis o simplemente marginada. Incluso el ya tradicional episodio anual de Harry Potter resultó ser una de las superproducciones más oscuras del último lustro.

Lo mejor vino de lugares insospechados. De estrenos retrasados (Huacho, La Criatura de la Noche), atacados por la mala suerte (Ponyo, que se estrenó la semana del terremoto), viejos maestros casi jubilados (El Escritor Secreto) o películas radicalmente distintas a lo que uno esperaba (Red Social).

Fue un año extraño. Intenso. Hubo desilusiones, candidatos al Oscar que al final importaron un pepino (¿quién sigue hablando de Avatar?) y la certeza cada vez más clara de que mucho del cine de autor o “independiente” que vemos hoy en salas encontrará su nuevo nicho en los streaming y el home cinema, como ya lo estamos viendo en el caso de Velódromo, de Fuguet.

Y ahora, vamos a las categorías.

-MEJOR ESCENA DE ACCION: La batalla inicial de los vikingos contra sus enemigos mortales en Cómo Entrenar a tu Dragón. Agil, vibrante, plagada de buenos momentos y –no es menor- una clase de cómo exponer información al espectador sobre el mundo que va a conocer.

-MEJOR SECUENCIA DE CREDITOS FINALES: Los Indestructibles. La tropa de amigos saliendo a motoquear bajo los acordes de Boys Are Back in Town, una de las peores canciones del infecto Bon Jovi (no, es de Thin Lizzy, lo que no hace menos infecta la canción, pero igual). Porque en una película que asumió sin asco la tarea de traer de vuelta el reaccionario cine de machos Golan-Globus, ese final no sólo es coherente, sino de rigor. Finalista: la vida paralela que Rob Cordry tiene como estrella de rock en Viaje al Pasado.

-MEJOR SECUENCIA DE CRÉDITOS INICIALES: Mark Zuckerberg (Jesse Eisenberg) camina furioso y solo por el campus de Harvard, mientras en la banda sonora se intersectan la orquesta y los beats electrónicos, de la misma forma que muy pronto su invento creará un universo paralelo capaz de englobar al mundo que no entiende ni maneja.

-MEJOR SECUENCIA DE APERTURA: El vehículo abandonado en el ferry al comienzo de El Escritor Oculto.

-MEJOR DIÁLOGO: “En el futuro vas a pensar que las chicas no gustan de ti porque eres un nerd. Créeme, Mark: es porque eres un imbécil”. Primera escena de Red Social.

-MEJOR MOCHA: Un Paul Bettany reconvertido en héroe místico de acción, enfrentado a un ángel destructor que pelea con un mazo a lo Thor y con alas blindadas directamente sacadas del dibujo animado de Batfink. Legión de Angeles. Finalista: la primera vez que vemos en acción a Hit Girl en Kick Ass.

-MEJOR CAMEO: Eli Wallach en El Escritor Oculto, seguido de cerca por Ellen Barkin en Brooklyn’s Finest.

-MEJOR USO DE CANCION POP: La Vida Mágica, de Los Jaivas, en el final curiosamente arrebatador de Huacho. Que una película tan dura y, a ratos, tan desolada consiga semejante efecto en sus últimos tres minutos no sólo es mérito de la canción, sino también de un director consciente de que uno de los grandes temas de la ficción nacional ha sido la capacidad para sobrevivir de quienes no tienen nada salvo la vida que conocen.

-MEJOR PELICULA CHILENA: Empate entre Huacho y Mandrill. La primera es un gran relato –uno muy sofisticado- sobre lo que significa ser pobre y campesino en la era de los videojuegos y las multitiendas. El segundo es una fantasía artesanal y muy viva a partir de la chatarra televisiva que muchos consumimos durante los trasnoches del Chile pre-TV cable.

-MEJOR PELICULA VISTA FUERA DEL CIRCUITO REGULAR: Kawase-San, de Cristián Leighton. Es un documental-ensayo que Leighton utiliza como plataforma para hablar de varias cosas a la vez: su admiración por una cineasta japonesa, su vida nómade y el odio al padre. En el fondo, todos esos temas convergen en una sola idea, la posibilidad de que Leighton haya pasado años documentando vidas ajenas para no detenerse en el hoyo negro que existe en la suya. Gran trabajo.

-MEJOR CHISTE: En Viaje al Pasado (Hot Tub Machine) los protagonistas despiertan en un resort en la nieve y empiezan a notar que la gente y el entorno lucen sospechosamente anacrónicos. Uno de ellos coge a una niña al pasar y le dice “¿De qué color es Michael Jackson?” “Negro”, dice ella. “¡AAAAAAAH!”

Qué pena que el resto del filme sea tan idiota.

-MEJOR MINA (SÍ, SUENA FEO. PERO ES CLARO): Este es un ítem difícil. Noomi Rapace en La Chica Que Soñaba con un Fósforo y un Bidón de Gasolina y Mary-Louise Parker en RED son firmes candidatas, pero mi voto va para Alice Braga en Depredadores. No sólo por su descarada belleza, sino porque lo único interesante de esa mugre fue verla vestida de comando.

-MEJOR MALA ACTUACION: Dolph Lundgren en Los Indestructibles. Porque su carisma pétreo, su voz de gorila fumador y su nulo dominio de cualquier sutileza actoral han adquirido con los años la dignidad de un chambelán y la autoridad de un rockero inglés.

-MALA ACTUACIÓN A SECAS: DiCaprio. DiCaprio. DiCaprio. Por favor que alguien le informe a Leo que fruncir el ceño y agacharse como un babuino sobre la mesa para sugerir intensidad no son las únicas cosas que puede hacer un actor. Ya sea en La Isla Siniestra o en El Origen, DiCaprio continuó la labor de autodemolición profesional iniciada en Los Infiltrados y en Sólo un Sueño.

-LA SORPRESA DEL AÑO: Te Creís la Más Linda y Erís la Más Puta. Si Qué Pena Tu Vida usó el formato de la comedia americana –a ratos- para hablar de cómo viven los quiebres amorosos las nuevas generaciones, esta pequeña perla consiguió eso y algo más: dar un vistazo singular (y pavoroso) al desierto moral de los sub-20. Bellavista nunca ha lucido más triste, fea y provinciana que en esta película y eso es parte de su gracia.

-LA DESILUSION DEL AÑO: Hubieron tantas. Podríamos decir Alicia en el País de las Maravillas, pero quién espera algo de Tim Burton a estas alturas. Haciendo un breve repaso, las películas que aguardaba con interés y resultaron un fiasco serían: La Caja Mortal, Robin Hood, Todo un Parto, Invictus y Iron Man 2.

-INTERESANTES PERO NADA MAS QUE INTERESANTES: Vivir al Límite, Nunca me Abandones, La Teta Asustada, Camino a la Redención (The Burning Plane), Los Abrazos Rotos, La Ciudad de las Tormentas, Séraphine, Amor sin Escalas, El Origen, Un Policía Corrupto, Toy Story 3.

-LAS PERLAS: Red Social, Ponyo, Los Amantes, Cómo Entrenar a Tu Dragón, El Escritor Oculto, Kick Ass, Huacho, Mandrill, Atracción Peligrosa (The Town), Anvil

-MEJOR MOMENTO DE UNA ACTRIZ SECUNDARIA: Créanlo o no, Mariah Carey en Precious. Nunca vi Glitter, el primer filme de Carey, pero mucha gente que respeto lo señala como una de las grandes blasfemias de la historia del cine. Sin embargo, acá la Carey está perfecta. A rostro descubierto, sin trucos, sin guiños idiotas a su carrera como cantante. Interpreta a una asistente social que cree haberlo visto todo hasta que conoce a la protagonista. El Oscar por Mejor Secundaria se lo llevó Monique, por su llorona, gritona, hiperintensa madre abusiva. Pero son las dos o tres escenas de Carey las que me quedaron grabadas.

-MAS ENTRETENIDAS DE LO QUE ESPERABAMOS: Tron: Legado. Tenía claro que iba a ser un festival de efectos visuales y diseño. Pero además es una película popcorn de alta tecnología bastante entretenida y cuyos vacíos lógicos están asumidos desde el inicio. Me gustó más que Matrix, de hecho y creo que envejecerá mejor.

P.D.: Ahora, Matrix es harto más tonta de lo que uno la recuerda. Si tienen la oportunidad y el tiempo, véanla de nuevo en el cable. La dan todos los días.

-LAS PEORES DEL AÑO: 500 Días de Verano. Desde mi Cielo. La Isla Siniestra. Furia de Titanes. Sex and the City 2. Pesadilla en la Calle Elm. Contactos del Cuarto Tipo. Viaje al Pasado. Invictus. Nine. Querido John.  Depredadores. Resident Evil 4. Eclipse.

-LAS VI Y YA LAS ESTOY OLVIDANDO: Todo un Parto. Karate Kid. La Reina Victoria. El Hombre Lobo. Precious. Al Filo de la Oscuridad.

-LAS QUE MAS DESPRECIE: 500 Días de Verano. Por lucir orgullosa una fórmula que odio. Por integrar una lista muy específica de cintas que conforman el mapa de ruta del enemigo, aquellos que rockearon siendo casi famosos para luego perderse en Tokio justo antes de enamorarse de Amelié. La desprecio por ser mentirosa y mercenaria a partir de uno de los géneros más nobles y peor tratados de la última década: la comedia romántica.

La declaro una mierda por hacerme olvidar el respeto que le tenía a Joseph Gordon-Levitt desde Brick. Y por recordarme a la Zooey Deschanel de All the Real Girls (qué título), una película que deja a poto pelado esta chantería impresentable en todas y cada una de las áreas posibles.

-RAREZA QUE MERECIO MAS PRENSA Y ESPECTADORES DE LOS QUE TUVO: Velódromo. La pongo aquí no porque sea una rareza en términos formales –es bastante normal y clásica en su conjunto- sino por su breve paso por salas y su estreno casi directo en la red. Su ejecución es a la antigua, pero su distribución es puro futuro: bienvenidos al inicio del fin de las multisalas tal como las conocemos.  Finalista: Háblame de la Lluvia, de Agnes Jaoui.

-DORMIDO EN LOS LAURELES:

Peter Jackson por Desde mi Cielo. Nunca me gustó demasiado su King Kong y tampoco guardo grandes recuerdos de su agotadora trilogía. Pero el tipo hizo joyitas como Bad Taste y The Frighteners. Y una obra maestra indiscutida que es Brain Dead. Queremos a ese guatón de vuelta.

Ridley Scott. Aunque muchos insistan que después de Blade Runner Scott sólo se ha ganado el sueldo dirigiendo malos guiones con mucho estilo, yo defiendo Peligro en la Noche y Lluvia Negra. Y creo que se miró muy a huevo la conexión entre Gladiador, La Caída del Halcón Negro y Cruzada, su trilogía-de-los-mercenarios. Pero Robin Hood, Red de Mentiras y Un Buen Año son ejemplos de un tipo con buen gusto y oficio, dando jugo con historias que no le interesan.

-CORAZON DIVIDIDO:

La Vida de los Peces y Post Mortem. De verdad me gustó mucho la película de Bize en su momento. Tiene grandes detalles, como la formidable escena con las adolescentes al lado de la parrilla y la actuación de Santiago Cabrera en general. La archivé en mi cabeza como “buena” y me olvidé de ella hasta que me senté a escribir este resumen.

Entonces me di cuenta que no me había interesado en repetírmela en todos estos meses. En cambio, sí volví a ver Post Mortem. Y, por alguna razón, el mundo invernal y setentero de la película de Larraín me sigue dando vueltas, mientras que la película de Bize –más clara, mejor lograda- está quieta en su recuerdo.

Hay algo en Post Mortem que no terminé de entender. No me molestó (como a otros) que fuera fea y dura a conciencia, o que se la jugara por una sequedad digna de un comunicado oficial. Tampoco me molestó –al revés- el aire teatral que tenían algunas de sus escenas.

Hay un cartucho aquí que no se termina de percutar, una especie de idea o emoción que no se alcanza a producir, pero creo que eso sucede porque la apuesta es alta y la ambición es noble. La historia en términos de guión está cerrada, pero puede ser que en el camino haya quedado el fantasma de una película aún mejor.

Es raro: pongo en esta categoría La Vida de los Peces porque su armonía formal y el mundo que evoca ya me está dejando de hablar. Y también cito aquí a Post Mortem porque me molesta no saber exactamente qué pienso de ella.

Se espera de quienes escriben sobre películas que entreguen certezas y recomendaciones. A mí eso me interesa cada vez menos y creo que es más honesto poner una duda o un juicio pendiente en la mesa antes que “jugártela” por el pulgar arriba o el pulgar abajo.

Ambas películas merecen ser vistas. Ninguna de ellas me termina de convencer. ¿Me contradigo? Bueno, me contradigo.

LOS GRANDES SECUNDARIOS DEL AÑO:

-La serpiente despreciable que interpreta Jason Bateman en Amor sin Escalas, el ejecutivo que ve en la crisis económica la oportunidad para que su empresa especializada en despidos toque el cielo.

-El reportero de provincia que hace lo que puede con el presupuesto que le dan y que se vuelve la estrella de Ojos Rojos a puro ñeque y cantinfleo.

-Mark Strong en Robin Hood, exudando toda la maldad que le faltó a los otros villanos de la película. Una historia como esta no puede tener tres villanos, dicho sea de paso.

-Mientras ve a su hija caer de un escopetazo en el pecho, Mel Gibson tiene el gesto mecánico, veterano, reflejo, de buscar en su cadera un arma que ya no está ahí. Al Filo de la Oscuridad.

-La ama de llaves del doctor en La Cinta Blanca, de Haneke. Su personaje es uno de los pocos espacios que la fábula pre-nazismo del guión deja para que surja algo parecido al misterio de otras cintas del director.

-Michael Caine haciendo de Michael Caine en El Origen. Siempre es un agrado verlo.

-Justin Timberlake y Armie Hammer en Red Social. El primero por dar vida a un genuino príncipe del mal de la era 2.0. Un hijo de puta encantador, la clase de timador consumado que décadas atrás inventara Tony Curtis en The Sweet Smell of Success. El segundo, por crear en los millonarios gemelos Winklevoss el ejemplo más claro de la estructura de clases y elites que Zuckerberg intenta torpedear a través de Facebook.

-Isabella Rossellini en Los Amantes, de James Gray. La madre judía que ejerce su autoridad a través del trato suave, el único personaje con presencia de ánimo suficiente para aceptar y perdonar a un hijo que está dejando de entender.

-El veterano Richard Jenkins como padre del héroe de Querido John. La única actuación rescatable en medio de esa melcocha.

-Charlotte Rampling en Nunca Me Abandones, la directora severa pero comprensiva de un colegio inglés para niños clonados. A diferencia de otras tantas actrices, la Rampling no hace nada para esconder su edad frente a la cámara. Ni su edad, ni su amargura ni el asco que le produce formar parte de una charada donde animales de crianza son tratados brevemente como seres humanos.

MEJORES PELICULAS VISTAS EN DVD (YA SEA PORQUE SE ESTRENARON EN ESE FORMATO O PORQUE NUNCA PASARON POR CINES):  El Fantástico Mr. Fox. Qué pena que no se estrenó en salas. Habría sido la número uno en mi lista de películas-para-ver-bajo-la-influencia, la misma lista que inventé con Bob Esponja: The Movie.

MEJOR FOTOGRAFIA EN PEOR PELICULA:

El trabajo de Adam Kimmel (Capote) en Nunca Me Abandones. Luce de veras hermosa y es todo un lujo en pantalla grande. Romanek y su equipo estudiaron con mucho cuidado el Mizoguchi más clásico y también su cuota de Ozu y de Naruse. En cierto sentido, la película podría leerse como un maratónico homenaje a la manera de encuadrar e iluminar del cine japonés más clásico. En otro sentido, la verdad es que la actuación de Carey Mulligan tiene una nobleza y estatura que la historia jamás alcanza.

MOMENTOS PARA RECORDAR:

-La luz del automóvil de la madre del niño en Ponyo, bailando entre los árboles al fondo del plano en mitad de una noche que se volverá infinita.

-El ataque del hombre de los helados al café del desierto en Legión de Angeles.

-La vampira de La Criatura de la Noche trepando como un insecto por las paredes del hospital justo arriba de la enfermera.

-La primera vez que Furia Nocturna deja que el niño le toque la cabeza en Cómo Entrenar a tu Dragón.

-La conversación entre la vieja prostituta y el adolescente perdido de Te Creís la Más Linda y Erís la Más Puta.

-El momento en que la vieja sirvienta que nunca ha tenido un peso arrienda la habitación contigua al cuchitril que siempre ocupó, en Séraphine.

-La visita de Santiago Cabrera a un dormitorio congelado en el tiempo en La Vida de los Peces.

-Un John Travolta que sólo podemos describir como un guataca indecente, persiguiendo por tejados y callejones a una terrorista infiltrada en Sangre y Amor en París. Come lechuga, John.

-El comando más macho de Los Indestructibles lanzando un maldito misil antitanque –nada menos- a mano pelada para que Stallone lo haga explotar en el aire de un solo tiro. Por un momento sentí que tenía once años y estaba viendo una película en el Betamax de mis viejos.

-La heroína solitaria y obcecada de Vincere, identificándose con el Chaplin desgarrado por la separación de su niño en The Kid.

-El asalto bancario que sale mal en Atracción Peligrosa (The Town).

-Robert Downey Jr. tratando de no matarse dentro de un trailer policial que es arrastrado a toda velocidad por una autopista en Todo un Parto.

-Hermione borrando la memoria de sus padres y haciéndose desaparecer de todas las fotografías de su familia en Harry Potter 7.

-El martillo que nadie puede mover al final de Iron Man 2.

-El maestro explicándole a su ayudante las verdades sobre la vida y la muerte mientras comen pescado en Final de Partida.

-Marko Zaror moviendo el esqueleto lo mejor que puede en la pista de baile de Mandrill.

-Jesse Eisenberg escuchando la verdad y nada más que la verdad de boca de su flamante ex novia. La fiesta más elegante de Harvard en contraposición con la fiebre por un cruel juego virtual. Los gemelos Winklevoss enfrentados a la estúpida condescendencia de un rector. El fundador de Napster predicando el evangelio 2.0 en la mesa de una discoteque. El único amigo de Zuckerberg diciéndole con lágrimas en los ojos: “Lawyer you up, asshole”. David Fincher y Aaron Sorkin convirtiendo la premisa más absurda del mundo –la fundación de un sitio web- en un hervidero de emoción, intriga y dilemas éticos que tal vez sólo le importan a la vieja guardia. De todas formas, qué gran película.

MEJOR FRASE: “My suicide mission has just become a go-for-broke rescue plan”.  El Fantástico Mr. Fox.

MEJOR LANZAMIENTO EN DVD: El Secreto del Bosque, de Naomi Kawase. Otros títulos citables en esta categoría: Monty Python, Un Mesías Equivocado. Forgetting Sarah Marshall. Un Profeta. Capitalismo: Una Historia de Amor.

MEJOR ESTRENO DEL AÑO EN CUALQUIER FORMATO: La Criatura de la Noche. El texto que pego abajo lo escribí en el recuento del 2008, que fue el año en que la vi en una copia descargada de internet. Mantengo mi opinión:

Esta película de vampiros sueca dirigida por Tomas Alfredson fue esa joya secreta que salta de la nada y obliga a prestar atención. Me la topé por casualidad en noviembre y la vi con creciente asombro y admiración. Si 30 Días de Noche era un relato vampírico en clave supervivencia y Crepúsculo un horror kitsch que ya deberíamos olvidar, Let the Right One In es una fábula sobre inocentes que no lo son tanto, sobre las postales de locura cotidiana que sólo se perciben en la niñez y sobre las razones secretas del cariño y el amor.

 

El niño protagonista conoce a una muchacha vampira. Ambos hacen amistad. Para él, ella es la única criatura viviente capaz de expresarle afecto. Para ella, él parece ser su único contacto con los demás, pero tal vez en el fondo lo que la chica sienta no sea emoción, sino interés. Quizás Let the Right One In sea, en forma oblicua, la historia del tercer personaje más importante de la trama, el hombre maduro que custodia a la vampira (su Renfield), quien tal vez no haya sido más que uno en la larga lista de guardianes que la chica ha reclutado por siglos.

 

Al igual que Inteligencia Artificial, Let the Right One In es una película que parece estar basada en la ternura y la empatía, cuando en verdad es un ejercicio frío y cruel. ¿Cuán lejos nos puede llevar nuestro deseo de contacto y cómo es que una película de esta categoría no ha llegado aún a Chile? A lo que se parece esto, gracias a Dios, no es a Crepúsculo. Se parece a Near Dark, o a Martin, de George Romero: películas que saben que el vampirismo es apenas una excusa para volver a hablar de los viejos temas”.

MEJOR DESCUBRIMIENTO: Locke & Key, de Joe Hill y Gabriel Rodríguez. Se lo debo a Alvaro Bisama. Es la historia de una familia destrozada por la muerte del padre y el lazo invisible que los ata a una casa plagada de secretos. Es también el mapa de ruta de un villano perverso, que finge amistad y buenos deseos y que es la encarnación de un fantasma pasado.

Es una obra de arte que se da el lujo de homenajear a Calvin & Hobbes en un momento, para luego llenar la escena de demonios, sombras y maldiciones. Es una historia sobre ser adolescente y estar atrapado en un pueblo, sobre la relación de las familias con las casas y también es un gran relato sobre hermanos que se quieren, se odian y se perdonan.

Ahora, Locke & Key no es una película. Es un cómic. Me da lo mismo. Esta fue la ficción que más me interesó en el 2010, la que todavía sigo y espero y la que me demostró que vale la pena tener las antenas paradas incluso en medio de todo el ruido.

Tal vez Locke & Key no tenga nada que hacer en un recuento de cine, lo que es un reparo válido, salvo por esto: ya no sé muy bien lo que es el cine. Lo reconozco cuando aparece, ya sea en un filme en 3-D o en una película casera de Youtube. Si el suelo se nos movió y lo que nos guía es siempre la duda y jamás la certeza, quizás recomendar un cómic a gente que nunca lee cómic sea una buena manera de despedir el año en películas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine, Recuentos del año y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mejores y peores del 2010

  1. Mauricio dijo:

    Muy de acuerdo con las mejores (Kick-Ass, gran película) y las peores del año (Resident Evil, la peor, lejos). Pero me parece que Toy Story 3 es más de “sólo interesante”. La encontré muy buena (y de hecho, dentro de los “momentos para recordar” agregaría el flashback del abandono del Lotso (el oso rosado)).
    (El mejor chiste está notable)

  2. MGM dijo:

    Haces mierda mi top 10 2010, como Inception (sólo intersante?), Toy Story 3, y Leonardo DiCaprio. The Hurt Locker no es del año pasado?
    Wolfman es horrible; Alice, ídem.
    Me gustó Invictus, aunque no es formidable.
    Mejor cameo: Daft Punk. Es que soy demasiado pop, parece.
    No way Tron envejecerá mejor que The Matrix. La sola comparación es ridícula, y no sólo por lo que significaron las películas fuera de la pantalla. Aquí pegué el salto mientras leía. Y sí, soy fanboy baboso, pero creo que la película merece un poco más de respeto.
    De acuerdo en todo lo que dices sobre The Social Network. Sin duda la película del año.

    Eché de menos un recuento de la década. O se viene?

  3. Claudio dijo:

    Muy completo el resumen del año, aunque me faltan muchas por ver.
    En un podcast mencionaste que una de las que más te gustaron en el año fue “SOUL KITCHEN”, pero no la mencionaste en esta oportunidad, ¿se te olvidó o ya no te gusta tanto?
    Saludos!

  4. mnataliac dijo:

    qué bueno que recordaste ‘los amantes’ de james gray.

  5. feña dijo:

    DiCaprio en revolutionary road está muy bien y en eso no puedo estar más en desacuerdo contigo. es un detalle, pero no lo puedo dejar pasar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s