Tierra de Zombies

Desde que George A. Romero reinventara el género con La Noche de los Muertos Vivientes en 1968, los zombies han sido símbolos del caos primigenio, de la barbarie capitalista y de la Guerra Fría.  La comedia inglesa Shaun of the Dead (2004) parodió el género de forma aguda y definitiva y el propio Romero terminó de rizar el rizo al cruzar la moda del cine digital con sus queridos caníbales en Diary of the Dead (2007).

Lo curioso de Tierra de Zombies es que no está en verdad emparentada con esa gloriosa estirpe del cine gore. En esta historia sobre una Norteamérica devastada por la peste zombie, los muertos vivos son una excusa para contar algo mucho más personal y tierno que un apocalipsis.

La historia la narra Columbus (Jesse Eisenberg), un quinceañero tímido y aterrado por el contacto con otros, quien logra sobrevivir gracias a sus fobias personales. Junto a un pistolero solitario y a un par de hermanas, cruzan el país matando zombies y comprobando que ellos bien podrían ser las últimas personas vivas del planeta.

Sin embargo, todo –desde el gore hasta los tiroteos- está narrado en un tono liviano, pastoral, casi infantil. El verdadero suspenso no es si la humanidad sobrevivirá, sino más bien de qué manera Columbus aprenderá a jugarse el corazón por la chica que le gusta.

Tierra de Zombies no es un aporte memorable al canon de los muertos vivos. Pero es una película adolescente que se disfruta, que entretiene y que jamás ofende la inteligencia como lo han hecho tantos otros estrenos de este año.

Además, cosa curiosa, su verdadero lazo no es con el cine de terror, sino con la filmografía de Eisenberg, quien este 2009 también protagonizó Adventureland, otra película sobre jovenzuelos tan tímidos que llegan a ser cool y chicas tan perdidas que llegan a ser irresistibles.

Eisenberg es el corazón de Tierra de Zombies y ni siquiera su obvia y reiterativa narración en off logra estropear la calidad de su trabajo. Incluso en mitad de las masacres, queremos que triunfe: que mate a los monstruos y que bese a la chica. Son objetivos adolescentes, por cierto, pero ¿no es una fantasía adolescente un mundo devastado donde eres el único hombre disponible para repoblar la tierra?

(Publicado originalmente en La Tercera, 30 diciembre del 2009)

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s