Larga vida a la nueva carne

Tuve un sueño muy perturbador anoche. Me encontraba haciendo el amor con un extraño. Sólo que tenía problemas, porque este hombre era viejo y moribundo y olía mal y yo le encontraba repulsivo. Pero entonces él viene y me dice que todo es erótico, que todo es sexual. ¿Entiendes? Me dice que incluso la carne vieja es carne erótica. Y que la enfermedad es el amor que dos criaturas alienígenas se tienen entre sí. Que incluso morir es un acto erótico. Que hablar es sexual. Que respirar es sexual. Que incluso existir físicamente es sexual. Y le creí. Y entonces hicimos el amor de manera muy bella”.

Lynn Lowry en Shivers, de David Cronenberg.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s