Gueto, de Yael Hersonski

Al final de la II Guerra Mundial se encuentran filmaciones hechas por los nazis en el ghetto de Varsovia. En ellas se aprecia el contraste entre los judíos que morían de hambre en las aceras y aquellos que podían pagarse una buena cena e incluso algunos lujos.

Durante años, las filmaciones fueron vistas como material estrictamente documental. Hasta que en 1998 se encontró el resto del metraje y se descubrió que muchas de las imágenes habían sido montadas por los nazis con objetivos propagandísticos.

Los judíos del ghetto que aparecían disfrutando una buena cena con ropa de noche habían sido reclutados e instruidos a “actuar” frente a las cámaras. Su realidad –y su dieta- eran radicalmente distintas a las que aparecían en pantalla.

A partir de esas filmaciones (y el testimonio de sobrevivientes y un miembro del equipo de rodaje), este documental examina algunas preguntas viejas como el cine. Entre ellas, la ambigua línea que separa la realidad de la ficción y al registro de la propaganda.

El uso exacto que los nazis pensaban hacer del metraje no está claro, aunque obviamente tenía que ver con mostrar al resto del mundo que las malas condiciones de vida en el ghetto no nacían de las restricciones de los carceleros, sino de la segregación entre ricos y pobres.

Parte de la inquina hacia los judíos fomentada por los nazis venía del supuesto interés desmedido que estos tenían por el dinero. De ahí que sea tan despreciable la coreografía de esas escenas ficticias donde algunos disfrutan la buena mesa  a vista y paciencia de mendigos raquíticos.

Las secuencias montadas por los nazis corren paralelas al registro crudo y sin filtros que hicieron de las malas condiciones de vida generales en el ghetto: niños revisados por soldados, mujeres apaleadas, desnutrición, montañas de basura, cadáveres expuestos en la vía pública.

Estas últimas imágenes son conocidas y forman parte de la impronta visual del Holocausto ampliamente difundida por documentales y películas de ficción como La Lista de Schindler. Lo que hace valioso al filme de Hersonski es que no pierde de vista una verdad incómoda: horrorizarnos ante lo que vemos en pantalla no nos pone automáticamente en el bando de los buenos.

La directora entrevista a uno de los camarógrafos del equipo original. El sólo hizo su trabajo, dice. Sospechaba que el uso del material sería propagandístico, pero él se limitó a filmar lo que le pidieron. Ese alegato a favor de la supuesta objetividad del registro lo hemos escuchado en otras instancias. Esa defensa de personas que sólo hicieron sus trabajos –sus pequeñas piezas de engranaje- también la hemos conocido en detalle y en numerosas ocasiones.

Lo que se diluye al final, nos dice Hersonski, es la responsabilidad. En un sentido más específicamente cinematográfico, la mirada. Personas que murieron hace décadas nos miran de vuelta desde imágenes a las cuales el tiempo y la edición de Hersonski les devuelve una nobleza que sus realizadores originales nunca imaginaron.

Pero ¿por qué los prisioneros colaboraron en la mentira de los carceleros? Uno de los sobrevivientes encuestados por la directora observa a los judíos que fingen la buena vida en pantalla y murmura una reflexión escalofriante: “Quizás creyeron que al ser filmados se salvarían”.

 

(Publicado originalmente en La Tercera, 6 de octubre de 2011)

Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Gueto, de Yael Hersonski

  1. Lluís dijo:

    Ojo, la entrevista al cámara es una recreación a partir del texto transcrito del interrogatorio durante los juicios posteriores a la guerra. En cuanto a la colaboración de los prisioneros, las imágenes son muy elocuentes sobre la inducción mediante el terror.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s