Murió Rodrigo Maturana

Y recordé este comentario que hice respecto a un post de Gonzalo Maza en Analízame en octubre del 2005, respecto a Días de Campo. Grande Maturana: su monólogo en Palomita Blanca sigue siendo uno de los grandes momentos del cantinfleo nacional.

Momento cine-dentro-del-cine: ayer veo “Días de Campo” en el Hoyts Huérfanos. Somos dos personas en la sala. Luego entran unas pendejas haciendo la cimarra que hablan por celular, se ríen con Pancho Reyes, no entienden un carajo y se van a los diez minutos.

El tipo de adelante empieza a hablar. Solo. Primero comenta a los actores. Después se discute a sí mismo y compara una escena con alguna clase de match deportivo (estoy algo sordo, lo siento). Después tararea la música. Le hago el ssshhh, aunque en verdad por puro joder.

Ah, mira, había alguien más en la sala, imagínate, dice. Como que habla con otro (por un segundo pensé que tenía un enano en la butaca de al lado). Sigue comentando la acción y -esto fue de gran ayuda para un provinciano como yo- nombrando las calles y el nombre de los bares y los actores y lo que comían. Se convirtió como en un comentario de audio.

Al final, luces. Me paro rajado porque no le quiero ver la cara, pero el tipo es más rápido, se para, gira…y era (no recuerdo su nombre) el profesor de Palomita Blanca, el que monologaba sobre un colega fresco. Más gordo, más viejo, con unos lentes oscuros estilo DINA, pero era él. Un personaje de la película se había arrancado a verla.

Taba güena, murmuró, pasando por el lado mío, pero como al aire. Yo, de puro cortés (de puro huevón) hice como un mmmmm de asentimiento.

Pero la verdad es que estaba güena“.

 

Maturana y el ataúd de Ruiz

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Murió Rodrigo Maturana

  1. puta, no sabía que se había muerto.

    Maturana, Agüero, Ruiz… son tan capos, únicos, geniales. Lo de Palomita Blanca es emocionantemente gracioso. También recuerdo una buena entrevista que le hizo The Clinic hace poco.

    Yo también vi la tremenda Días de campo en el cine siempre vacío de Los Cobres de Vitacura, pero no tuve tanta suerte como tú. Tremenda anécdota.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s