El Espía (Tinker Tailor Soldier Spy)

Hay momentos tan densos, formados por tanta materia, que los personajes no pueden vivirlos mientras ocurren”. Esta memorable frase aparece en las últimas páginas de El Topo, la novela de John Le Carré en la que se basa El Espía. La primera adaptación del libro fue una miniserie de la BBC de 1979, un formato cuya extensión de seguro le acomoda más a los vericuetos y ramificaciones de la intriga.

Pero en este filme de Tomas Alfredson (La Criatura de la Noche) es donde el centro de la historia ha encontrado una perfecta cristalización. El protagonista es George Smiley, un espía en retiro que es convocado por sus jefes del  servicio secreto inglés para seguir la sospecha heredada de su fallecido jefe: la posibilidad de un agente ruso infiltrado en los más altos niveles de la institución.

Y Smiley, un señor reposado, canoso, gris (un reflejo negativo de James Bond) debe seguir el rastro del topo entre una selva de documentos y recuerdos, los mismos que se enlazan con el grupo de hombres que ha conocido durante toda su vida.

En un sentido, El Espía es un anti-thriller, con sus extensas escenas de diálogos, su Europa invernal y su opaca pero sugerente paleta cromática. En otro, es la encarnación más pura del cine de suspenso: un drama donde cada gesto, silencio y mirada implica la posibilidad del engaño e incluso la muerte.

Hay momentos que no pueden vivirse mientras ocurren, escribe Le Carré. El mayor mérito cinematográfico de El Espía es transmitir ese devenir mental entre el pasmo y la máxima tensión. Sus personajes hablan, caminan y duermen calculando sus conductas, porque han elegido una vida basada en la mentira en nombre de una lealtad patriótica que tal vez ninguno de ellos haya sentido jamás.

Alfredson nos guía por este borgeano tejido de engaños con mano maestra. Al mismo nivel funciona Gary Oldman (en la mejor actuación de su carrera), capitaneando el elenco más deslumbrante que haya pasado por nuestras salas desde Gosford Park.

 

(Publicado originalmente en La Tercera, 7 de junio 2012)

Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s