El sur y el lanzamiento

Este miércoles 28 a las siete y media, en el Café Literario del Parque Balmaceda (Providencia 410), lanzamos  El sur. Lo presentan Elisa Zulueta y Rodrigo Bazaes. Vayan.

Acá abajo, un fragmento del capítulo sobre la sangre.

 
Al año siguiente, se mudaron con su mujer a una parcelita a unos cuantos kilómetros de la ciudad. Me pasó a buscar en auto y llegamos cuando estaba atardeciendo. Era en pleno campo y lejos, muy lejos, se escuchaban los camiones de la carretera.

            -No te asustes por los perros cuando te bajes- me advirtió.

            Pensé que no ibas a tener más perros, le dije.

            Estos llegaron, me contó. Algunos.

            Eran seis, entre hembras y machos. También había un montón de gatos.

            Mi viejo me mostró sus tomates y sus plantas y un rosal que atraía a las abejas. Había mosquiteros en casi todas las ventanas. Era una vieja casita de campo pegada a un bodegón que alguna vez había funcionado como taller de motores. (…)

            Dos de los perros eran negros. Son los hijos del Conan, dijo mi viejo al pasar. Los miré bien. Y ahí estaban, los rasgos mestizos del doberman cruzado con alguna perra del barrio: el hocico puntiagudo, las orejas y la manera de echarme un vistazo casual, sin amenaza. En realidad se parecen, dije. Les tomé una foto”.

Esta entrada fue publicada en El sur. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s