Rápidos y Furiosos 7

Cuando el primer filme de esta saga apareció en cines el 2001, nadie sospechó que pudiera dar origen a seis secuelas. Era nada más que una cinta barata de acción policial y carreras de autos, que en la época fue publicitada como “trepidante” y “sin pausa” y que hoy en DVD luce casi como un drama de Sidney Lumet. Ese primer capítulo tiene el ritmo, la moral y los objetivos del viejo cine de acción: restaurar el orden a través de la destrucción del mal. Rápidos y Furiosos 7 no quiere restaurar ni mantener ningún orden, pues sus protagonistas (y sus realizadores) han entendido que este mundo sólo puede existir en el movimiento perpetuo de los motores, el músculo y el propio género. Como no es novedad para sus fanáticos, la saga fue derivando desde el tema del primer filme –el atractivo que la vida rebelde tenía para un joven policía- hacia una extraña idea de lo que hoy podría entenderse como una saga sobre la familia. Explotan edificios, se destruyen autos y narices son aplastadas en peleas dignas de La Illíada, pero en esencia Rápidos y Furiosos 7, como los tres episodios anteriores, no es más que un llamado a defender a los tuyos. Esta vez la excusa para la peripecia es la llegada de un nuevo enemigo (Statham) quien cruza el Atlántico para cobrarle a los héroes la muerte de su hermano. En la batalla contra este némesis, el clan Toretto volverá a contar con la presencia de Hobbs (Dwayne Johnson), el agente secreto que hace ya varios años convirtió a estos antiguos chicos malos en colaboradores habituales de la CIA.

El director James Wan (El Conjuro) trae a la saga su impresionante inventiva visual y eso es casi todo lo que necesita para hacer de este uno de los mejores episodios. Hay una secuencia en Dubai que sólo puede describirse como demente, así como una larga lista de cameos, entre ellos Tony Jaa y Ronda Rousey. Rápidos y Furiosos 7 tiene sacrificios por la familia, luchas desesperadas contra el mal, cuerpos mutilados y un personaje que dice adiós literalmente manejando un auto rumbo al cielo. No puedo pensar en un mejor estreno para Semana Santa.

(Publicado originalmente en La Tercera, abril 2015)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s