El despertar de la fuerza: amigos en polvo

(SPOILERS)

 

Pasé un buen rato viendo El Despertar de la Fuerza y creo que Daisy Ridley es el descubrimiento del año. Pero hay un aspecto de la película en relación con los filmes originales que permite una comparación muy específica.

En La Guerra de las Galaxias (1977), Han Solo es contratado por Obi-Wan debido a su talento como piloto. En el camino aparece la posibilidad de una recompensa si además contribuye al rescate de la princesa Leia Organa. Luke desarrolla cierta simpatía y fascinación por Han, a quien ve como una especie de hermano mayor y reflejo de todo lo que él quiere llegar a ser. Kenobi tiene afecto por Luke debido a la historia que tiene con su padre, pero esencialmente él y el chico no son compinches: son maestro y discípulo.

Ninguna relación de afecto profundo se desarrolla en ese primer filme, salvo la amistad que ya tienen Han Solo y Chewbacca antes de entrar a escena. Hay un toque de romance –y un pequeño beso- entre Leia y Luke que se va a volver muy perturbador cuando en las otras películas descubramos que son hermanos. Pero todos los personajes en la historia de ese primer filme (desde los androides hasta Darth Vader) se mueven por motivaciones que tienen que ver con la necesidad urgente o la conveniencia. Por eso es natural que la historia no termine con abrazos, besos y bodas, sino con una ceremonia de premiación que es solemne pero también impersonal. Leia Organa, recuperado su lugar de privilegio como princesa, otorga a Han y a Luke la única dispensa que su rango le permite: una medalla de honor. El afecto aparece a pesar de las conveniencias de los personajes.

En El Despertar de la Fuerza todo el mundo hace amistad a los quince segundos de verse. La joven Rey se encariña con el androide BB-8 apenas se lo topa en las dunas preso de un chatarrero. Finn y Dameron Poe hablan dos o tres minutos mientras pilotean un caza TIE y luego, al reencontrarse en la base de la Resistencia, se saludan como si fueran hermanos de sangre. Han Solo le cobra simpatía a Rey al minuto de conocerla. Lo mismo Chewbacca. El stormtrooper renegado Finn se enamora/fascina con Rey a pesar de que sólo tienen dos o tres escenas juntos en la primera hora de película y en todas ellas están huyendo de algo.

Rey se despide llorosamente de Finn diciéndole “Nos veremos, amigo mío”, sin mencionar que el stormtrooper le ha mentido desde que la conoció, que sus intenciones nunca han sido claras y que ella tuvo que salvarle el pellejo en la hora nona frente a Kylo Ren. Y antes de eso, cuando Han Solo es asesinado, Rey pierde el control a pesar de que su relación con el viejo contrabandista tiene menos de 24 horas.

Todo el mundo en esta nueva película se declara amor y amistad eterna en un espacio demasiado reducido de tiempo. El abrazo de grupo al final de El regreso del Jedi era emocionante porque ese afecto había sido construido a lo largo de una trilogía completa. Acá en El Despertar de la Fuerza nadie calcula ni esconde nada y todos se andan regalando pistolas y sables láser como si fueran parientes perdidos.

Aunque a lo mejor no es un defecto. Quizás –siendo JJ Abrams el zorro astuto que siempre ha sido- esta es una película Star Wars hecha para la generación Instagram/Tinder: un segmento de espectadores que viven en un mundo donde “amistad” no es un lazo de afecto sino un botón en la esquina del iPhone, y donde la diferencia entre un desconocido y un contacto son cinco o seis favs en Twitter. A lo mejor a ese lote el asunto le pareció de lo más normal. A mí El Despertar de la Fuerza me hizo recordar un poco a esas dinámicas de colegio donde te obligaban a decirle “te quiero” a compañeros que ni siquiera te caían bien.

 

 

Esta entrada fue publicada en Cine y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s